“La maquinista” – Continúa la historia

04 noviembre 2022
Una conductora de tren, un museo y un móvil con 1% de batería. Historia colaborativa de la sección "Continúa la historia" escrita por estudiantes de español como lengua extranjera.
Tareas: 12

Ejercicios

1

Capítulo I

Aquí tienes el capítulo I de Paul Barrette, 63 años, de Canadá. Estudiante de español en la Escuela Intercultura en Sámara en Costa Rica. Escúchalo y completa las actividad...

Instrucciones

Aquí tienes el capítulo I de Paul Barrette, 63 años, de Canadá. Estudiante de español en la Escuela Intercultura en Sámara en Costa Rica. Escúchalo y completa las actividades correspondientes.

1

Capítulo II

Si quieres escribir el segundo capítulo, sigue las instrucciones:

Instrucciones

Si quieres escribir el segundo capítulo, sigue las instrucciones:

Este capítulo debe empezar así:

“¡Allí está! ¡Allí está!”, se dijo, al divisar el logotipo en el uniforme que llevaba. Era una mujer…

Descargables

Actividades relacionadas

B1
Contraste de pasados: imperfecto e indefinido
Material para aprender el contraste de pasados según la gramática cognitiva.
Pretérito imperfectoPretérito indefinidoPresentación

B1
El vendedor de humo – Contraste de pasados
Vídeo interactivo para trabajar el contraste de pasados (pretérito imperfecto/indefinido)
Gramática

B1
Caperucita Roja y otras versiones del cuento para trabajar los pasados
Actividad para trabajar el contraste de pasados (pretérito imperfecto - pretérito indefinido).
Pretérito imperfectoPretérito indefinidoActividad breve

Autores: Jahel Villaronga Chavarrias

Comentarios

  1. (Texto de los alumnos de mi grupo del lunes por la mañana: Rita, Martine, Magda, Trui, Mady, Monique, Wim, Annick, Ignace y Ronny)
    Era una mujer cuyos rasgos no le parecían extraños a Sonia. Inconfundiblemente, era Naoko Yamasaki, una astronauta japonesa, la reconocía por sus múltiples apariciones en la prensa internacional. Quizás hubiera una relación entre el programa japonés de espionaje desde el espacio y el hallazgo arqueológico. Naoko salía de la tienda del museo y llevaba entre las manos un jarrón kintsugi de la que sobresalía un rollo de papel en el que Sonia reconocía una discreta estampilla. Le parecía muy extraño. Vio como Naoko le dio el papel a una persona que le parecía sospechosa y que llevaba una camiseta en la que estaba escrito en inglés “campeona del mundo del esprint”. Luego Naoko ocultó un sobre en su uniforme. En aquel momento, Naoko se dio cuenta de que Sonia había observado la transacción y para crear una distracción dejó caer el jarrón. La campeona de esprint aprovechó el caos de la situación para huir corriendo a la salida y desaparecer entre la multitud.
    Sonia no estaba segura de que Naoko supiera quién era ella. Decidió usar la señal secreta convenida entre los dos servicios secretos: tocó discretamente el lóbulo de su oreja izquierda dos veces. Naoko dudó unos instantes y entonces pasó dos veces la mano izquierda por el pelo. Sonia siguió en estado de alerta, ya que el encuentro entre Naoko y la chica de la camiseta deportiva la habían hecho dudar. Naoko se acercó a Sonia y se saludaron discretamente.
    – ¿Tiene hambre?, le preguntó a Sonia.
    – Sí
    Naoko propuso ir a comer una ración de karaage con salsa tonkatsu y una copa de vino en el bar karaoke “El paraíso malécu”.
    Al entrar en el bar, Sonia se quedó de piedra: la campeona de esprint estaba cantando en ruso.

  2. ¡Hola! Muchas gracias por la actividad, me parece muy interesante. Una pequeña cosa: A mis estudiantes les cuesta bastante entender el audio (lo escuchan a través de los altavoces que tenemos en clase), el volumen es bastante bajito, incluso si lo pongo al máximo. Están trabajando ahora mismo en las actividades, y ¡pronto os vamos a enviar nuestra segunda parte!

    1. ¡Hola Siska! Ya hemos subido el audio modificado. Esperamos que se escuche mejor, cualquier otro problema, avísanos por favor. Gracias 🙂 ¡saludos!

    1. Está dentro del libro interactivo del capítulo 1. Abre el ejercicio 1 y dale a “Leer”

  3. “¡Allí está! ¡Allí está!”, se dijo, al divisar el logotipo en el uniforme que llevaba. Era una mujer.
    La mujer, vio un jarrón Kintsugi. Con una sonrisa, lo cogió y salió corriendo con él. Para sorpresa de Sonia, ninguno de los turistas que había en el aeropuerto de cuenta de lo que robó. Sonia Salió corriendo tras ella y unos guardias de seguridad del aeropuerto también. Entonces llegaron a una puerta, ¡estaban atascadas! La mujer agarró el brazo de Sonia, pateó la puerta y pasaron a un lugar en construcción. La mujer bloqueó la puerta con un candado y saltó por una ventana con Sonia, Pensaba que iba a morir. Pero antes de tocar el suelo, la mujer sacó un lanzador de ganchos del bolsillo, lo disparó y subiendo hasta el tejado. “No te preocupes por el jarrón, lo van a arreglar” dijo la mujer. “Se que eres una espía costarricense y yo estoy aquí para ayudarte…

  4. “¡Allí está! ¡Allí está!”, se dijo, al divisar el logotipo en el uniforme que llevaba. Era una mujer.
    La mujer llevaba un jarrón Kintsugi con ella. También estaba viendo anime en su teléfono. Específicamente Naruto. Sonia no podía ver que había otros espías del grupo L.A.N.Z.A. alrededor. Ese grupo era el enemigo de DIS. Sonia sabía que el grupo de L.A.N.Z.A. era mejor, solo que no quería admitirlo.

    1. Si quieres ampliarla un poco más para que llegue a las 280-300 palabras ¡sería genial!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín / Newsletter de ProfeDeELE

Recibe gratis por correo electrónico nuestras novedades.

"*" señala los campos obligatorios

¿Cuál es tu perfil?*
Consentimiento datos*
Consentimiento marketing*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

chevron-down linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram