Receta interactiva: El roscón de reyes

Autor(es):

Actividad online

El roscón de Reyes es una especie de bollo dulce que se come tradicionalmente el 6 de enero, el día de Reyes. En su interior hay dos sorpresas que los comensales pueden encontrar en su pedazo: una figurita de cerámica o de plástico y un haba.  En el mundo hispano, el roscón se come principalmente en España y México.
Aunque normalmente se compra en la pastelería, ¡prepararlo en casa es muy fácil! Aprende cómo hacerlo con el siguiente vídeo interactivo:

Presentador: Hacer un roscón de reyes casero puede parecer un reto difícil de superar, pero si quieres impresionar a la familia, vale la pena intentarlo. Para que no te quede una rosca de ladrillo, hemos venido a La Pastisseria, la pastelería de Josep María Rodríguez para que nos enseñe cómo hacer un roscón perfecto. Cuidadín, porque Josep María fue campeón del mundo de pastelería de 2011.

Pastelero: Para hacer un roscón nos hará falta un poquito de harina, mantequilla, huevos, sal, azúcar, levadura, leche y miel o azúcar invertido.

Presentador: ¿Tú al roscón no le pones agua de azahar ni ningún aroma?

Pastelero: No le ponemos. A nosotros nos gusta que sea un roscón muy puro.
El primer paso que vamos a hacer es añadir la harina. Vamos a añadir lo que serían, primero, los “secos”: el azúcar y la sal. El azúcar invertido o la miel ayuda a que coja un poquito de color y, aparte, queda mucho más tierno.
Tenemos todos los secos. Vamos a añadir huevos por un lado y el consejo que damos es que la levadura la diluyan con la leche. Lo añadimos… Y vamos a amasar a una velocidad lenta. De lo que se trata es de que quede una masa bien homogénea.
Veis que ya no se pega y en este punto no tiene nervios. Es una masa homogénea pero le falta ese plus de elasticidad. Lo que haremos: trabajarla un pelín más y vamos a añadir la mantequilla. No toda de golpe, podéis ir añadiendo poco a poco.
Bueno, pues la mantequilla ya se ha incorporado bien y la masa realmente ha cambiado muchísimo, ¿no? De lo que teníamos al principio.

Presentador: Mucho más elástica.

Pastelero: Sí, ¿no? Tiene más nervio

Presentador: Tiene que dejar pasar la luz, ¿no?

Pastelero: Sí, sí, sí. Lo que hacemos es darle la forma. Vamos a añadir un poquito de aceite y lo dejaremos en reposo en nevera. Si fuera un roscón relleno, pues lo que haríamos es hacerle un agujero en el medio como si fuera un superdónut, ¿no?; dejarlo en nevera y luego ya fermentarlo así, cocerlo y abrirlo.

Presentador: ¿El roscón normal, sin nada, sería así también, haciéndole un agujero?

Pastelero: Sí.
Bueno, pues ahora aquí tenemos todos los ingredientes del mazapán: harina de almendras, azúcar y clara de huevo.

Presentador: O sea, esto es simplemente mezclarlo bien y ya, ¿no?

Pastelero: Sí. Ves que aquí ya empieza a ser la masa… que se marca, pero es que no es una roca. Hemos hecho un cilindro de la mitad del peso del brioche. Que el brioche ya está frío y se puede manipular un poquito mejor. Ponemos esto (aceite de girasol) para no poner harina y que no se pegue. ¿Qué hacemos? Pues hacemos un poco un rectángulo. Siempre mitad para arriba, mitad para abajo… y un poquito así para los lados. Que sea lo más regular posible. Y vamos a añadir nuestro rulo de mazapán. No olvidarse…

Presentador: ¡Hombre! El haba y el rey.

Pastelero: Los camuflamos un poquito y vamos a hacer el rulo como si hiciéramos un poquito un canelón, ¿no?

Presentador: Sí.

Pastelero: Vamos a tapar un poco las capas, los extremos. Echo un poco, vengo y tenso un poco… y tenso un poquito más… y tiro y estiro, y voy estirando. Y tenemos aquí ya el supercanelón de brioche con  mazapán.
Con cuidado, vamos a estirarlo para poder hacer la redonda del roscón. Abrimos, aquí se ve el mazapán ya y unimos con la otra parte, que la hacemos un poquito más pequeñita, entramos… y hacemos un poquito este gesto. Así.
Nosotros tenemos fermentadora, pero en casa, que entiendo que no haya una fermentadora, se puede dejar a temperatura ambiente hora y media, dos horas…
Ya tenemos nuestro brioche y aquí ya sería el maquillaje, ¿no? darle el último toque final, pintar con huevo… la fruta clásica, clásica de toda la vida…

Presentador: La que nadie se come.

Pastelero: Eso es. Lo que no puede faltar es el azúcar perlado, ¿no? que le da ese toque crujiente.

Presentador: Sí.

Pastelero: Y luego el azúcar… que también ayuda bastante a proteger la masa y le da un punto crujiente. Nosotros al salir del horno le ponemos anís. La masa está caliente y se evapora. Con un espray, lo ponemos.
¡Ya tenemos nuestro roscón cocido! La mejor parte, que es probar…. espero que te guste.

Presentador: ¡Ohhhh! Qué bueno. ¡Buenísimo! Es increíble que me haya salido tan bien siendo la primera vez que lo hago, ¿verdad?

Pastelero: Te felicito, te felicito.

Descarga

Más actividades de Navidad



4 comentarios en «Receta interactiva: El roscón de reyes»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.