Tu elemento 4: Hablando se entiende la gente

Autor(es): y

Capítulo 4: Hablando se entiende la gente.

Un grupo de ciclistas suele encontrarse cada domingo para hacer unas rutas con la bicicleta por las afueras de Buenos Aires. Madrugar no es el fuerte de ninguno de ellos, pero hacen una excepción con el deporte ya que es su gran pasión. Cada domingo se levantan a las 6 de la mañana para hacer una ruta por la Pampa. El grupo está formado por argentinos y españoles. Cuando terminan sus rutas, se quedan tomando algo en un bar y charlando. En esos encuentros, es frecuente escuchar los típicos chistes sobre argentinos y españoles y de por medio se escuchan las conocidas exclamaciones:

¡Joder, cabrón!, ¡che, boludo!… A pesar de que muchos de ellos conocen ya esas expresiones, se presentan situaciones que los llevan a confundirse y terminan siempre muriéndose de risa cuando descubren la verdad.

Uno de esos momentos graciosos sucedió con la llegada de Eduardo, recién llegado de España, quien para integrarse seguía el juego a sus compañeros.

En un momento en plena ruta se acercó a Ernesto -el argentino- y queriendo hacerse el simpático se dirigió a él en algunas ocasiones con la palabra pelotudo pensando por desconocimiento que era una palabra graciosa y no muy ofensiva. Al rato, Ernesto le contestó algo molesto: ¡Che, bajá un cambio!. Lo cual Eduardo malinterpretó pensando que se refería a la bicicleta, por lo que bajó el cambio literalmente sin comprender lo que este quería decirle.
–No te decía el cambio de la bicicleta, decía que bajaras tu tono. –Explicaba Ernesto con una sonrisa por la situación confusa.
–¿Qué tono?–Preguntó sorprendido Eduardo.
–Hoy me dijiste en alguna ocasión pelotudo y hay que tener mucho cuidado con esa palabra porque se puede pudrir todo–Aclaraba Ernesto.
–Ah… Entonces sería algo así como cabrón o gilipollas en España –Comparaba Eduardo.
–Eso es, para ustedes depende del contexto, igual que para nosotros. Me molestó porque me pareció grosero–Respondió más tranquilo Ernesto.
–No te preocupes. No era mi intención. Yo no soy ese tipo de persona. Para la próxima vez nos hacemos un diccionario de las palabras peligrosas – Bromeaba Eduardo para quitarle hierro al asunto.

Al terminar la ruta, contaban la anécdota al resto del grupo y se daban cuenta de que a pesar de las diferencias y las confusiones, al final, hablando se entiende la gente.

Actividades online

Actividad 1

Vocabulario.

1. ¡Joder!
2. ¡Che!
3. Morirse de (risa)
4. Seguir el juego
5. Quitarle hierro al asunto
6. Bajar un cambio / el tono
7. Pelotudo
8. Pudrir todo
9. Cabrón

Actividad 2

Lee la siguiente información sobre el texto y responde con verdadero o falso.

Actividad 3

Hablando se entiende la gente

Actividad 4

Lee las siguientes situaciones y decide si se adapta o no al refrán del capítulo: «Hablando se entiende la gente»

Actividad 5

¿Por qué/ para qué utilizó Eduardo la palabra pelotudo?

Ahora que sabes que «pelotudo» es un insulto para decir a alguien tonto o irresponsable. ¿En qué contexto llamarías tú «pelotudo» a alguien?

Actividad 6

Expresión oral o escrita

Tu nombre

Email de tu profesor

Tu email

Opción 1) ¿Has vivido una situación parecida a la de Ernesto y Eduardo?
Opción 2) ¿Has usado alguna vez un insulto en otra lengua? ¿Con qué finalidad?
Opción 3) ¿En qué contexto se usan en tu lengua este tipo de palabras?
Opción 4) Escribe otra historia o situación en la que aparezca la expresión «hablando se entiende la gente»

¿Qué quieres escribir?

Escribe aquí



Tamaño máximo 1mb (1024kb). Si tu foto pesa más, puedes hacerla más pequeña en Picresize.com

Al hacer clic en "ENVIAR" aceptas nuestra política de privacidad

Descarga

Descarga el audio y el capítulo en .PDF con soluciones y explotación didáctica para el profesor.
[td_block_12 custom_title=”Otros capítulos” header_color=”#1e73be” header_text_color=”#ffffff” post_ids=”-17224″ category_id=”594″]

3 comentarios en “Tu elemento 4: Hablando se entiende la gente”

  1. Hola Daneil, ¿por qué en la actividad de relacionar las columnas el botóm respuesta no te de la solución? de verdad me quedé un po o confundida con las respuestas, en especial el morirse de risa pues no encontrá en la columna 1 una respuesta que me pareciera adecuada

    • ¡Hola! Al darle a responder, después puedes ver las soluciones. “Morirse de” es una locución para decir que tienes algo en gran cantidad, por ejemplo, “morirse de risa”, pero también “morirse de sueño” o “morirse de amor”, es decir, que tienes muchísima risa, sueño o amor por alguien.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X