Gente extraordinaria: Javier Mérida

Alfredo José Castro Jiménez

El audio de “Gente extraordinaria: Javier Mérida” pertenece al programa Acento Robinson, un programa de radio de la cadena SER que trata sobre el lado más humano del deporte. En esta entrevista conocemos a Javier Mérida, una persona que perdió una pierna, pero que enseguida se convirtió en un gran deportista y en un gran ejemplo. Javier Mérida, pese a no tener una pierna, ha logrado grandes hitos en el deporte y no deja de superarse. Como el mismo dice: «Los límites están solo en la cabeza de las personas».

Escucha el audio

Mostrar / Ocultar transcripción

Nuestro nombre propio de la semana se presenta de esta manera:
“Soy Javier Mérida, tengo 42 años, he nacido aquí en Marbella y hace 8 años, pues, terminando justo un torneo de pádel, pues de camino a mi casa, cuando llegué a mi casa tuve la buena o mala suerte, yo diría que la buena suerte, de que viniera un coche por detrás y chocara contra mí y contra mi coche y me amputara la pierna derecha por encima de la rodilla”

Javier Mérida, al que un atropello le cambia la vida pero, según confiesa para bien, no volvería atrás:
“Como he demostrado, hemos demostrado mi familia y yo, bueno, pues somos capaces de salir adelante y trasformar lo que puede ser una tragedia, un drama, en algo, pues muy bueno y…, es más, hay veces que me preguntan: “oye, ¿tú volverías atrás, y tendrías tu pierna?” Y yo no, yo no me cambio ahora por nadie, ni por la persona que era antes ni por mi pierna ni por nada del mundo, estoy feliz y contento como estoy y la verdad que no echo de menos mi pierna para nada”.

Desde entonces Javier Mérida no ha parado:
“He ido rompiendo barreras y constantemente, constantemente, bueno pues, hacía bicicleta y en la primera prueba que hice de ciclismo tuve la suerte de quedar campeón de Andalucía, fui a un campeonato de España de triatlón en 2009 y ya quedé campeón de España, y bueno, cada vez he ido haciendo distancias más largas de triatlón, de natación, hasta que las travesías de aguas abiertas pues… es por lo que más reconocimiento he podido conseguir porque, bueno, no son travesías muy largas, muy difíciles..”

Reto superado para triatlón y para las travesías en aguas abiertas. Este año de hecho ha completado la triple corona:
“La triple corona son las tres travesías de aguas abiertas más importantes del mundo, que son el Canal de la Mancha, 2013 hice el Canal de la Mancha, 2014 rodeé la isla de Manhattan, que es la segunda prueba de la triple corona, y este año en 2016, ahora en julio, he tenido la suerte de completar el canal de Santa Catalina que está en Los Ángeles, de hecho soy el primer amputado a nivel mundial en conseguir la triple corona”.

Y precisamente la travesía del Canal de la Mancha es la que más recuerda:
“Es la travesía, la que más me ha marcado. Está catalogada como la con más altura del mundo, la que llaman el Everest de las travesías, además es muy difícil encontrar un día propicio para poder nadar porque no puedes llegar allí a Inglaterra, a Dover, y tirarte y nadar, porque tiene que haber unas circunstancias meteorológicas, en el mar tiene que haber unas olas no muy grandes, y estuvimos 13 días esperando para conseguir el día para nadar. Y la verdad que esa ha sido la… de la que más orgulloso estoy y la que más trabajo me ha costado”.

En la cabeza tiene ya el siguiente reto, el año que viene quiere nadar en Argentina, en el glaciar Perito Moreno. Javier entrena mucho pero le sobra ilusión:
“Sí, por supuesto, la ilusión y las ganas, ten en cuenta que cada vez que haces algún tipo de deporte, cuando han pasado… a lo mejor estás montando en bici, y llevas 2 o 3 horas en bici, ya estás cansado, o cuando estás nadando y llevas 2 horas, 2 horas y media, ya estás cansado. Algo tiene que tirar de esos músculos y de ese cuerpo cansado, normalmente es la ilusión, disfrutar, intentar disfrutar de lo que estás haciendo aunque estés pasando frío pero bueno, hay que intentar cambiar la mentalidad para poder seguir adelante y bueno, pues eso se hace con ilusión y con muchas ganas de, bueno, de conseguir el objetivo”.

Y sobre todo, cada vez que alguien le pregunta por qué, Javier Mérida contesta: ¿por qué no?:
“Claro, ¿por qué no? Los límites están solo en la cabeza de las personas, ¿por qué no intentar conseguir cosas que en teoría no se pueden conseguir? Bueno, pues se entrena, lo intentas y ya está, seguro que lo puedes conseguir como cualquier otra persona, aunque tardes un poco más o te cueste más trabajo pero somos todos iguales y todos tenemos una capacidad aunque no lo sepamos de cumplir cosas increíbles”.

Comprensión auditiva

Respuesta breve

Cuando le preguntan a Javier la razón por la que sigue asumiendo retos, este deportista responde: “¿Y por qué no?”. Explica este razonamiento con tus propias palabras.

Máximo 60/70 palabras.

Mostrar / Ocultar posible respuesta

Javier dice que los límites están solo en la cabeza de las personas. Se pregunta que por qué no intentar conseguir cosas que supuestamente no son aptas para todo el mundo. Afirma que se pueden alcanzar, que los seres humanos somos iguales y que gracias al entrenamiento, a la dedicación y a la perseverancia se pueden lograr.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here