Así fue el III Encuentro didáctico ProfeDeELE

Hace pocos días que ha terminado el III Encuentro didáctico ProfeDeELE que este año se celebró en dos sedes: Valencia (del 20 al 22 de julio) y Salamanca (del 25 al 27 de julio). Tan solo 100 profes pudieron disfrutar de esta experiencia de formación, 50 en cada ciudad ya que algo que persigue el Encuentro ProfeDeELE es lograr un encuentro cercano con un intercambio de igual a igual, así estamos seguros de que se pueden crear las condiciones propicias para que todos puedan compartir lo que saben, lo que han vivido y también lo que no saben, sus miedos y sus dificultades de forma más espontánea y natural; y más aún cuando tenemos el privilegio de contar con profesores que vienen desde una gran variedad de países (incluso profes de Brasil o de la Rusia más oriental) y con diferentes perfiles profesionales, es decir, que enseñan a estudiantes de todo tipo de edades, en educación reglada o no reglada y de manera presencial u online.

Los espacios

El Encuentro se compone de talleres y espacios. Los espacios, a pesar de compartir el mismo diseño en una y otra ciudad, fueron completamente diferentes al ser los participantes sus propios protagonistas. En primer lugar, tuvimos un espacio-yincana titulado «En búsqueda de tu motivación perdida» que sirvió para conocer la ciudad, romper el hielo entre los participantes y conocerse y, sobre todo, para reflexionar sobre nuestra motivación docente; un «espacio de gamificación» donde trabajamos con un ejemplo gamificado de literatura para llevar una unidad didáctica sobre el Romanticismo al aula de secundaria; un «mercadillo de ideas» donde todos los participantes pudieron presentar, ofrecer e intercambiar actividades, dinámicas o ideas que les han funcionado en clase; y la marca de nuestro encuentro: «tu espacio», donde reflexionamos sobre lo aprendido durante las jornadas de encuentro y también sobre nuestra profesión. Además, contamos también con un espacio dedicado a la «evaluación», guiado por Rubén Medina i Santos en Valencia y por Lorena Domínguez García en Salamanca.

Los talleres

Los talleres son impartidos por asistentes, así que no podían ser iguales en las dos ciudades, pero hemos tratado de tocar temas similares en ambas. Y son talleres prácticos, basados en experiencias. Por ejemplo, el viernes, Elena García Cebrián nos habló de «Enseñanza online (estrategias infalibles para conseguir estudiantes)» y Vanesa Galván Rúa nos trajo técnicas para dinamizar y gestionar el aula de ELE con su taller «No solo de explicaciones vive el profe». El sábado pudimos aprender sobre metacognición gracias a Adrián Biarje López y su taller «Aprender a aprender» lleno de propuestas prácticas, y después seguimos un poco tocando el mismo tema con Rubén Medina i Santos hablándonos de Las lecturas graduadas en el aula de E/LE y ofreciéndonos propuestas de explotación didáctica antes de que Iñaki Tarrés Chamorro nos trajera una interesante reflexión sobre el «Desarrollo del Componente léxico en C1». El día terminó con Francisco José Balsera Gómez que nos explicó «Cómo preparar un escape room».

En Salamanca, empezamos con Verónica Tarantino, que nos presentó «10 elementos imprescindibles para gamificar tu clase de español» antes de que Estela Pérez Serrano cogiera el revelo para hablarnos en su taller «EL(e) teatro» de técnicas teatrales de improvisación que podemos llevar al aula, no solo para hacer a los alumnos producir mejor sino también para que se sientan ellos mejor. Algo relacionado con lo que luego nos presentó Ana María Pérez Fernández al hablar del cómo intentar retomar el control en «Situaciones conflictivas en clase». No solo nos presentó su experiencia y compartió sus consejos, también demostró su sentido del humor y nos preparó para el taller «No te rías, que es peor» de Federico Escudero Álvarez, un taller en el que vimos la serie de actividades que Federico había creado para trabajar las figuras y recursos literarios que hay detrás del humor con sus estudiantes de filología. Trajo teatro e ilustración y dio paso a Beatriz Micaela Martínez Morán y su presentación llena de ejemplos sobre «La cultura como un recurso necesario en la clase de ELE». El eterno problema de nuestros alumnos con el contraste de pasados depende mucho de cuánto sepamos nosotros sobre el tema pero, especialmente, de cómo sepamos explicarlo. Blanca Palacio nos ayudó mucho en este sentido con su taller «Gramática cognitiva e instrucción de procesamiento para la enseñanza de la oposición imperfecto-indefinido en el aula de ELE», sin duda. Para acabar, Marta Redero tocó el tema de las distintas necesidades de aprendizaje en el aula con su taller «Juego de ritmos para una melodía: enseñar y aprender en ELE».

Y todo lo que hay detrás de las pizarras...

Un encuentro que han sido dos en su tercera convocatoria y en el que no han faltado ni la horchata ni los fartons ni el hornazo tampoco. Un encuentro creado para unir a los profesores de ELE en una comunidad que comparte ideas igual que comparte paella o mesa en un restaurante en las comidas coordinadas por la organización del encuentro, anécdotas o materiales, miedos y consejos.

Los organizadores Murta Blasco, Matías Hidalgo, Manuela Aparicio, Daniel Hernández y Jorge Gutiérrez, nos ponemos ya en marcha para organizar el próximo encuentro, el IV Encuentro didáctico ProfeDeELE. Colgaremos toda la información en la página web del encuentro:

www.encuentro.profedeele.es

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here