A game with Spanish vocabulary grouped by categories

Autor(es): y

Hoy queremos proponeros un juego sencillo y económico, de esos que se pueden usar de mil formas y siempre con éxito. La idea surgió a raíz de unas cartas que encontré ordenando el trastero. En cada una de ellas se daban dos categorías – por ejemplo, animales / cosas pares, alimentos / marcas de coche – y tenías que encontrar más palabras que tu adversario. Un juego simple y bastante parecido al scattergories, tutti frutti o alto el fuego.

Pronto, Tatiana Gunko, Murta Blasco y yo, descubrimos que la base del juego tenía mucha miga y que podía ser llevado a la clase de E/LE de muchas maneras. En esta entrada os daremos una serie de propuestas, a modo de pinceladas, para que cada cual elija y las adapte en función de sus intereses y necesidades. Con este material podréis trabajar el léxico de manera lúdica en todos los niveles e incluso componentes funcionales como la descripción, mostrar acuerdo/desacuerdo o argumentar para defender una idea.


Podéis utilizarlo durante toda la sesión o como actividad para desconectar un momento de lo que se estaba haciendo. Es ideal para gamificar, así que disfrutadlo al máximo con vuestros alumnos. Incorporad tiempo, retos, premios o insignias, pero siempre fomentando valores de respeto, equidad y cooperación.

Las fichas

Hay 84 fichas divididas en dos categorías para poder elegir entre una u otra, es decir, en total son 168 categorías. Son en blanco y negro para imprimir fácilmente y están divididas por niveles con un pequeño símbolo en la parte inferior izquierda: inicial (A1/A2), intermedio (B1/B2) y superior (C1/C2). Obviamente, las fichas de niveles bajos pueden ser usadas, si se desea, por los niveles más altos.

Juego de categorías

Propuestas para usarlo en clase

Palabras clave: Hay unas palabras clave que tienen que ser descubiertas. Por ejemplo, se saca la ficha de «frutas» y las palabras clave son «plátano», «fresa» y «naranja».

Palabras tabú: En lugar de encontrar una serie de palabras, se han de evitar. Por ejemplo, el primero que diga la palabra “plátano” está eliminado.

Palabras entrecruzadas: Hemos preparado este tablero para jugar. Se saca una ficha y se escribe la primera palabra donde está la flecha. Después con la misma categoría o con otra, se van formando palabras entrecruzadas. En el tablero hemos puesto unas estrellas para darle más emoción. Se puede jugar a ver quién recoge más estrellas o que esta sea algún tipo de premio como, por ejemplo, doble puntuación.

¿Quien da más?: Se saca una ficha y se comprueba a ver cuántas palabras se saben de esa categoría. Se puede hacer por turnos o por tiempo.

Ahorcado: La categoría es la pista para adivinar la palabra jugando al clásico juego del ahorcado.

Adivina la categoría: A cada equipo se da una ficha. El equipo tiene que decir una cantidad de palabras de una categoría y cuando terminen les dan sus palabras a otro equipo que tendrá que adivinar la categoría viendo solo el listado que le han pasado.

Localiza el intruso: Esta propuesta es muy parecida a la anterior. Solamente se tendría que añadir una palabra intrusa, es decir, una palabra que no tenga que ver con las demás y luego otro equipo tendría que descifrar cuál es y justificarlo.

Palabras por un tubo: Si se prefiere, se puede jugar a las categorías en equipos con este juego con tablero y fichas. Puede ser muy divertido y solo hace falta unas fichas y una cuenta atrás.

Patata caliente: En un minuto tienen que decir todo tipo de palabras de una categoría por turnos pasándose una pelota u otro objeto. Quien se quede con la pelota cuando termine el tiempo, pierde.

Redacciones locas: Las categorías pueden servir de base para sacar las palabras con las que crear una redacción. Por ejemplo, una redacción que contenga «baloncesto» (deporte), «abeja» (insectos) y «Valencia» (ciudades de España).

Algunos consejos

  • Una buena idea es imprimir los distintos niveles usando diferentes folios de colores vivos para cada nivel y después plastificarlo o pegarlo en cartulinas para que no se estropee.
  • Podéis usar esta cuenta atrás de un minuto con vídeo y música que hemos preparado. Cuando llega a 0, la música se detiene y suena un timbre para llamar la atención. Puedes verla directamente desde YouTube o descargarlo y ponerla en cualquier dispositivo que lo permita.
  • También podéis medir el tiempo con un reloj de arena en parejas o en dos equipos. Cada vez que uno dice una palabra gira el reloj. Pierde quien consume su tiempo.
  • Para puntuar se puede dar dos puntos si nadie tiene esa palabra y un punto si la palabra coincide.
  • Se pueden crear nubes de palabras por categorías y luego ponerlo en las paredes de la clase para recordarlas.

Esperamos que este material os sirva de ayuda. Si se os ocurren más ideas, esperamos vuestros comentarios.

Descargas

Deja un comentario

X